viernes, 27 de marzo de 2015

19 Recuerdo / La Bestia Negra - Ascenso del Héroe del Escudo

19 Recuerdo / La Bestia Negra


    En sólo 17 minutos más, aparecerá la anticipada ola.
    Escuadrones de caballeros y aventureros estaban equipados y listos para ser desplegados el instante que se dé la orden, mientras los civiles hacían barricadas para protegerse dentro de sus casas.
    Ya que yo era un Héroe, no podía ni si quisiera escapar de la aparición de la ola debido al poder del reloj de arena.
    Lo mismo aplicaba para mi compañera de equipo; era muy probable que Raphtalia sea tele transportada conmigo.

    —Ya casi es hora, Raphtalia. (Naofumi)
    —¡Sí! (Raphtalia)

    Raphtalia asintió emocionada con una extraña respuesta entusiasta.
    Bueno, no hice objeciones porque era una bendición el que ella este tan motivada.

    —Naofumi-sama… ¿puedo hablar contigo por un momento? (Raphtalia)
    —¿Hm? Debería estar bien ¿Qué te preocupa? (Naofumi)
    —Ah, no, de alguna manera me sentí tan conmovida, porque estaremos peleando contra la calamidad en muy poco tiempo. (Raphtalia)

    …¿Por qué estaba murmurando esto elevando su propia bandera de muerte?
    La protegeré ya que sería una molestia si ella muere… Espera, eso no era como yo; Yo estaba siendo influenciado por demasiado anime y manga.
    Aunque este mundo era como un juego, definitivamente no era uno. Este mundo es real.
    Era probable que yo sufriera algunas heridas.
    Sería genial di esta batalla terminara con sólo heridas, ya que podría incluso perder la vida.
    Si eso fuera a pasar, la pila de mierda de este país se regocijaría al ver mi cadáver.

    ——El final que merece un criminal.

    … Dejemos de pensar en eso. Si yo sigo pensando de esta manera no seré capaz de pelear.
    Para que yo pueda sobrevivir por otro mes.

    —La verdad es que… fui esclavizada debido a la aparición de la primera calamidad. (Raphtalia)
    —… ¿Ah, sí?

    Ciertamente, pensé que había una ligera probabilidad que ese fuese el caso.

    —Solía vivir en una región remota de este país. La villa de demi-humanos en la que crecí se enfocaba a la agricultura y ganadería; también fue el foco donde apareció la primera de todas las olas. (Raphtalia)

    Sus padres fueron cariñosos y todos en la villa vivían en paz.
Pero, una gran horda de Soldados Esqueleto vino desde la ola de desastre.
    Los Soldados Esqueleto sólo eran muchos en número, en un principio, por lo que los aventureros en la vecindad fueron capaces de reprimirlos.
    Pero las bestias y avispas gigantes seguían inundando el campo con cantidades colosales. Por eso, la línea de defensa fue rápidamente rota.
    Entonces un Cerberos de tres cabezas y negro como el carbón apareció. Y los aldeanos fueron pisoteados como si fuesen germinados de pasto en el camino.

    Como la villa de Raphtalia estaba desolada sin algo para reconocerla, los aldeanos intentaron escapar.
    Desafortunadamente, los monstruos no mostraban piedad; mataron a todos como si fuera el mejor deporte del mundo.
    Y como todos los demás, los padres de Raphtalia se la llevaron y huyeron hasta que finalmente alcanzaron el filo de un acantilado hacia el mar.
    Sabiendo que no podían escapar, ambos padres encararon a Raphtalia y sonrieron.
    Ellos no usaron ese tiempo para escapar, y en vez de eso suavemente acariciaron su cabeza que temblaba de miedo.

    —Raphtalia… de ahora en adelante, seguramente encontrarás que estas en una situación muy terrible. Tal vez mueras.
    —¿Pero sabes qué, Raphtalia? Ambos queremos que sigas viviendo… así que por favor perdona nuestro egoísmo.

    Aunque ella era muy joven, ella sabía en el fondo de su corazón que sus padres solo la trataban de poner a salvo.

    —¡Noo! ¡Mami! ¡Papi!

   ¡Don!
    Su único y más grande deseo era que Raphtalia viviera, y por eso la empujaron por el acantilado.
    Mientras ella estaba cayendo, Raphtalia fue testigo de la escena donde sus padres eran asaltados por feroces monstruos.

    Raphtalia se cayó al mar causando mucha salpicadura, pero aún así sobrevivió milagrosamente y las mareas la depositaron en una playa cercana.
    Después de recuperar los sentidos, Raphtalia se levantó y regresó a el acantilado para buscar a sus padres.
    Para ese entonces, los monstruos habían sido subyugados por los aventureros y escuadrones de caballeros.
    Caminando con mucha dificultad a través del mar de cadáveres, ella logró localizar a sus padres.
    En ese lugar había una vasta cantidad de sangre… y pedazos de carne tirados por doquier.
    Al comprender la muerte de sus padres, Raphtalia se dejó caer mientras algo muy dentro de ella reventaba.

    —¡Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo! (Raphtalia)

    Entonces ella comenzó a andar sin rumbo, llorando y deseando sinceramente por el calor de sus padres, intentando escapar de la realidad.
    Y antes de que lo supiera, ella había sido encerada dentro de esa oscura esquina de la carpa de circo.
    Ese lugar... era comparable con el infierno.
    Todos los días, alguien era comprado o regresado.

    Raphtalia también entraba en ese caso.
    Al principio, ellos consideraban hacerla un sirviente. Un noble rechoncho la compró e intentó enseñarle muchas cosas.
    No sólo la tos era lo suficientemente problemática, ella también gritaba como una banshee  en las noches.
    Por lo tanto, ella fue regresada rápidamente a la carpa al día siguiente.
    El siguiente comprador también le intentó enseñar a Raphtalia varias cosas, pero otra vez fue regresada al día siguiente.
    El dueño antes de mí fue el comprador más cruel de todos.
    Él la compró una tarde, le dio latigazos toda la noche, y revendió, lastimada y rota, justo la mañana siguiente.
    No estaba sorprendido para nada de que este país tuviera a enfermos que obtienen placer al hacerle sentir dolor a otros.
    Ella estaba destrozada por la enfermedad, su corazón estaba casi roto de las pesadillas recurrentes, y ella fue usada y abandonada un sin número de veces... eso antes de que ella fuera comprada por mí.


    —Sabes, estoy muy feliz de haberte conocido, Naofumi-sama. (Raphtalia)
    —… See. (Naofumi)
    —Tú fuiste el que me enseñó cómo vivir una vida digna después de todo. (Raphtalia)
    —… See. (Naofumi)

    Respondía a la historia de Raphtalia con un tono mecánico porque tenía la mente en blanco.
    Eso no importaba mucho en esta situación.

     —Por esa razón, por favor deme una oportunidad. Una oportunidad de confrontar esta ola. (Raphtalia)
    —… See. (Naofumi)
    —¡Con eso dicho, Voy a dar lo mejor! (Raphtalia)
    —Ja… ja… intenta lo mejor que puedas. (Naofumi)

    Aún yo pensé que estaba comportándome un poco cruel.
    Pero, mi yo del pasado solo podía actuar en tal manera tan piadosa.

    00:01

    Tenemos un minuto más antes de que se acabe el tiempo.
    Tomé posición, preparado para la tele transportación.

    00:00

    ¡Bikin!

    Un ruido ensordecedor hacía eco por todo el mundo.
    En un instante, mi visión se ponía borrosa y la escena a mi alrededor cambió. Estaba siendo transportado, probablemente.

    —El cielo… (Naofumi)

    Pintado de un escalofriante rojo vino, fisuras comenzaron a aparecer, expandiéndose por el cielo como si fuese desollado debido a la fisura dimensional.

    —Entonces esto es… (Naofumi)

    Mientras aseguraba la escena, tres sombras pasaron junto a mí, seguido por otras doce personas.
    Esos héroes de mierda.
    También los seguí ya que era la cosa obvia por hacer, pero ¿A dónde pensaban ir?
    Mientras corríamos hacia delante, vi enemigos que se arrastraban y empujaban entre ellos mismos por una gran fisura en el cielo.

    —¡Estamos en las cercanías de la villa Riyuuto! (Raphtalia)

    Raphtalia exclamó ansiosamente después de examinar el área circundante.

    —¡Ya que toda esta es tierra de cultivos, muchas personas deberían estar por ahí! (Raphtalia)
    —Pero todos debieron de haber sido evacu-… (Naofumi)

    Entonces de repente me di cuenta.
    Nunca supimos de antemano donde aparecería la Ola de Calamidad, ¿cierto? Entonces ¿Cómo diablos sabríamos qué localidades habría que evacuar?

    —¡Idiotas, Esperen un momento! (Naofumi)

    Ignorándome al llamarlos, estos tres héroes idiotas cargaron directamente a la fuente de la ola.
    Durante ese tiempo un grupo de arañas monstruosas, habiéndose separado de la apabullante horda de monstruos, se dirigían hacia donde se encontraba la villa.
    Espera, la tropa de héroes bufones dispararon una bengala al aire, señalando algún mensaje.
    Debe ser para informarle al escuadrón de caballeros el encontrarse con ellos en esa ubicación.

    —¡¡Tsk!! ¡Raphtalia! ¡Vamos  a proteger a la villa!

    Estaba en deuda con muchas personas de la villa Riyuuto.
    ¡Definitivamente sufriría de remordimiento si ellos mueren por la ola!

    —¡Sí! (Raphtalia)

    Entonces nos dirigimos rápidamente en una dirección diferente, separándonos de esos héroes de mierda.


1 comentario:

  1. gracias por la traducción, muy entendible y con sentido XD

    ResponderEliminar